Mucho se habla de los beneficios de la sal de mar y otros sustitutos de la sal común a la hora de cuidarse de las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión. Lo cierto es que el consumo excesivo de cualquier tipo de sal es dañino para la salud.

Ver noticia completa – www.clinicaalemana.cl