El equipo Johns Hopkins descubrió que los períodos de estrés antes y durante el embarazo son los momentos clave para abordar los factores de riesgo de preeclampsia como la obesidad, la diabetes y la hipertensión, entre otros, que aumentan la posibilidad de padecer esta enfermedad.

Ver noticia completa – www.futuro360.com

Ver artículo relacionado en www.ahajournals.org