Los investigadores están cada vez más interesados ​​en la relación entre la presión arterial y la demencia. El estudio más reciente investiga cómo los patrones de cambio en la presión arterial durante décadas podrían influir en el riesgo.

Ver noticia completa – www.medicalnewstoday.com