Un reciente estudio publicado en la revista American Journal of Physiology–Renal Physiology, revela que bajos niveles de zinc están asociados a una elevada presión arterial. Este es el primer estudio que trata de dilucidar la asociación que había sido previamente observada entre el desarrollo de hipertensión y los niveles de Zinc. Los investigadores estudiaron la actividad del cotransportador de cloruro de sodio en ratas que fueron alimentadas con un nivel bajo y normal de zinc. Los resultados revelan que la actividad de la proteína de transmembrana se ve alterada por la presencia de zinc, aumentando cuando el nivel de zinc se encuentra bajo. Este trabajo contribuye a entender el mecanismo por el cual una deficiencia de zinc provoca una desregularización de la presión arterial, pudiendo tener un efecto importante en el tratamiento de la hipertensión asociada a otras enfermedades crónicas.

Fuente: www.medicalnewstoday.com