Grupo de investigadores del Scripps Research Institute revelan cómo las células detectan cambios en la presión arterial. A pesar de que se conocía el rol de las células baroreceptoras en la regulación de la presión arterial, el mecanismo por el cual estas neuronas regulan la presión mediante el reflejo baroreceptor era desconocido. Los resultados del reciente trabajo publicado en la revista Science muestran que dos proteínas, PIEZO1 y PIEZO2, miembros de una familia de proteínas que convierten estímulos físicos como el tacto o el flujo sanguíneo en señales químicas, son necesarias para el funcionamiento del reflejo baroreceptor. Este hallazgo permitirá desarrollar una terapia alternativa para aquellas personas que sufren hipertensión resistente a antihipertensores.

Fuente: www.sciencedaily.com