En América el porcentaje de niños que presentan una presión arterial elevada disminuyó entre el periodo 2001-2016, de acuerdo a lo reportado por U.S. Centers for Disease Control and Preventation. No obstante, debido a la implementación de un nuevo límite para la diagnosis de hipertensión en menores de 19 años, generada en el 2017 por la American Academy of Pediatrics (AAP), se agregan cerca de 800 mil niños que estarían presentando esta condición.  A pesar de ello, se ha considerado que el nuevo límite es un paso positivo para detectar y estratificar el riesgo de pacientes menores que a menudo son omitidos por el sistema de salud.

Fuente: www.webmd.com