Investigadores de The University of Toledo (Ohio, EE.UU) publicaron recientemente un estudio en Cell Reports, donde muestran que al aumentar el suministro de beta-hidroxibutirato, es posible regular la presión arterial sin la necesidad de aumentar la actividad física o reducir el consumo de sal, factor de riesgo para la hipertensión. El beta-hidroxibutirato, forma ionizada del ácido betahidroxibutírico, es una cetona producida en el hígado mediente el metabolismo de los ácidos grasos. Previamente ya se había reportado que al aumentar el ejercicio, disminuir el consumo calórico y disminuir el consumo del sal aumenta las concentraciones de esta cetona. Pero hasta el momento no se habían realizado experimentos que asociaran directamente al beta-hidroxibutirato con la regulación de la presión arterial.

Fuente: www.medicalnewstoday.com