Durante el mes de mayo se realizó la campaña global May Measurement Month 2018. En nuestro país, la campaña contó con la participación de la Sociedad Chilena de Cardiología, Sociedad Chilena de Hipertensión, consultorios médicos, clínicas y Universidades. Durante todo el mes se realizó una difusión por medios de comunicación y actividades públicas, donde además se ofrecieron mediciones de presión arterial junto con el registro de datos demográficos, de salud cardiovascular, peso y talla. Un total de 9.755 personas a nivel nacional fueron evaluadas, quienes tenían en promedio 46.9 ±16 años y cerca del 63% fueron mujeres. Un 16.2% de los participantes desconocían que eran hipertensos (presión arterial mayor o igual a 140/90 mmHg) y un 5.8% nunca se había controlado la presión. Entre los participantes diagnosticados como hipertensos (25.4%) y que recibían medicamentos antihipertensivos (18.8%), sólo la mitad de ellos presentaban una presión arterial controlada.

La hipertensión es la principal causante de accidentes cerebrovasculares y de la enfermedad isquémica cardiaca. Además, es el principal factor de riesgo de padecimiento de accidente cardiovascular prematuro. De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud, cerca de un 30% de la población presenta valores de presión ≥140/90 mmHg y una de cada 7 muertes es directamente atribuible al padecimiento de hipertensión. La campaña realizada el pasado mayo fomentó la detección de individuos hipertensos y la detección de tratamientos antihipertensivos inapropiados en la población chilena, acentuando la importancia de realizar controles de presión arterial de manera frecuente, ya que con simples cambios de hábito (dieta, actividad física, consumo de alcohol, fumar) es posible reducir el riesgo de padecer hipertensión.