Somos un país hipertenso, de eso no hay duda, pero ¿qué está haciendo la medicina chilena al respecto? Esta interrogante en parte se responde con el activo trabajo de la Sociedad Chilena de Hipertensión Arterial, entidad que vela por la investigación de procedimientos médicos y científicos vinculados a profesionales inmersos en el estudio de esta enfermedad altamente prevalente en la población. Compuesta por una amplia gama de profesionales de la salud, que van desde nefrólogos hasta cardiólogos, la Sociedad Chilena de Hipertensión Arterial se sitúa como un referente en esta problemática.

Sorprendentemente una importante tajada porcentual de este universo de hipertensos corresponde a niños, ya que factores como la mala alimentación y una cuota de sedentarismo que excede los parámetros normales, son puntos que incitan la aparición de este mal en nuestros más pequeños. 

En este contexto y ad portas de que inicie la III versión del Congreso de Hipertensión Arterial –el cual se desarrollará los días 7,8 y 9 de septiembre en las dependencias del hotel Cumbres, comuna de Vitacura, y que contará con temas como la “Epidemiología de la Hipertensión Arterial en Chile y Latinoamérica”,  “Hipertensión Arterial en Grupos Específicos: Adulto Mayor, Embarazo, Niño, Adolescentes” y los “Errores habituales en el manejo del paciente hipertenso”– conversamos con la Dra. Edda Lagomarsino, quien es Médico-Pediatra y Directora Docente de la Dirección de Especialidades Médicas, Facultad de Ciencias, Universidad Mayor.

La Dra. Lagomarsino posee una amplia experiencia en el campo clínico-pediátrico vinculado a la hipertensión arterial, y ha sido testigo de cómo nuestro país ha avanzado en los conocimientos asociados a esta problemática, que ya está posicionada como una realidad.

A continuación la entrevista que la Sociedad de Hipertensión Arterial le realizó a la Dra. Edda Lagomarsino Ferrari.

¿Cuál es la importancia de este congreso en ámbitos científicos, médicos y culturales?

Es muy importante y relevante, ya que estas instancias demuestran que efectivamente hay profesionales en Chile que están trabajando desde sus diferentes campos de especialidades para erradicar esta enfermedad de nuestra población. El congreso es además una ventana mundial que nos permite generar redes con profesionales que tienen diferentes y variados puntos de vista asociados a la hipertensión arterial.

¿Desde dónde surge su aproximación al área de la hipertensión arterial?

Yo soy pediatra y entré al área de la hipertensión desde esa vereda. Esto lo desarrollé en un momento de la historia en que los pacientes pediátricos eran medidos por el mismo rango en la escala de presión que los pacientes adultos. Esto se debía a una errada noción médico-cultural en la que nadie les tomaba la presión a los niños, y eso derivaba en la existencia de una misma vara de medición para todos. Un niño recién nacido de 4 kilos era comparado con los mismos datos que arrojaba una persona de 80 kilos. Afortunadamente los avances de la medicina y la pediatría nos han llevado hoy en día a darnos cuenta que los valores de presión en niños y adultos no son comparables.

Recién en el año 2004 apareció un gran estudio de presiones normales para niños escolares, que demostró, a gran escala, que la presión va variando en los pacientes pediátricos a medida que van creciendo. En ese sentido, surgen datos diferentes conforme se avanza en la edad biológica y eso era muy importante de entender para desprender conocimientos que sirvieran como herramientas médicas frente a la hipertensión.

El III Congreso de Hipertensión Arterial desde la pediatría

La importancia de este nuevo congreso radica, en parte, en que existen varias ponencias pediátricas que se vinculan con el desarrollo de la hipertensión en un escenario nacional y global, donde existen pacientes hipertensos a nivel infantil, los cuales están a punto de ingresar a la adolescencia.

Es importante también entender que la hipertensión en niños se comenzó a comprender de mejor manera gracias a los nuevos conocimientos que nos informaron a nosotros, la comunidad médica, que existen individuos que nacen con una prestancia a ser hipertensos, la cual se expresa de manera casi segura en su etapa adulta.

Entendimos con los años, que aquellos bebés que nacieran con un peso bajo el apropiado, tendrían potencialmente mayor probabilidad de desarrollar hipertensión cuando fuesen adultos. A estos datos se le suma la incidencia genética que está estudiada, la que señala que un pequeño que nazca de padre y madre hipertensos también mantendrá una elevada posibilidad de expresar la enfermedad.

Con todos estos antecedentes llegamos a la conclusión que la única manera de prevenir la hipertensión es actuando a nivel pediátrico, reconociendo cuáles son los niños que están en zona de riesgo y comenzando con ellos los protocolos atingentes, entre ellos la toma de presión, y por supuesto medidas preventivas; evitar la obesidad en estos niños que tienen una predisposición genética, evitar el exceso de sal en su alimentación, estimular el ejercicio y disminuir sus tasas de sedentarismo, entre otras.

Este congreso incluye varias ponencias de pediatras que hablarán sobre estos tópicos, y en parte, pone el foco en los niños. Si queremos atrasar la aparición de hipertensión y todos los problemas cardiovasculares que van como consecuencia, debemos intensificar el conocimiento en este nivel. Este tipo de instancias son pasos hacia una mayor toma de conciencia en el tema.

Los congresos de hipertensión en el mundo de a poco han ido incluyendo tópicos de hipertensión infantil.

Fuente: 4ID/CONGRESS, Todos los derechos reservados. ®
Periodista: Patricio Grunert Alarcón. ®

Para ser reproducida rogamos contactar a: support@4id.cl o comunicaciones@4id.cl
Citar como fuente a: 4ID/CONGRESS ® / Patricio Grunert Alarcón, Todos los derechos reservados. ®